Sencillez y elegancia, elementos destacados de la gran Boda Real

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Los ahora esposos, el príncipe Harry de Gales y la ex actriz estadounidense Meghan Markle, tuvieron una boda de ensueño donde la sencillez y la elegancia fueron los elementos más destacados de toda la ceremonia y posterior celebración, todo esto ocurrido el sábado 19 de mayo del año en curso.

Y es que, desde el delicado y sutil vestido que lució la ex actriz Meghan Markle, hasta el sencillo pastel que acaparó las miradas de los asistentes y medios internacionales, la gran Boda Real mantuvo la elegancia en términos diminutos.

Un vestido de novia sencillo, pero elegante

La encargada de diseñar y confeccionar el delicado vestido que lució la ahora esposa del príncipe Harry, fue la diseñadora británica Clare Waight Keller, actual directora creativa de Givenchy.

Y aunque muchos medios especulaban sobre cómo sería el vestido de novia que luciría la ex actriz estadounidense, Meghan Markle, lo cierto es que fue una gran sorpresa para todos. Pues se esperaba que luciera un diseño con bordados o apliques brillantes; elementos típicos en una novia real.

Sin embargo, contra todo pronóstico, Meghan lució un vestido que sienta muy bien con su ahora puesto en la nobleza real de Inglaterra. Además, el largo velo sujetado por una preciosa tiara de diamantes, perteneciente a la abuela del príncipe Harry, la reina Isabel II, fue el elemento que le hizo resaltar en su camino hacia el altar. Y aun cuando poco se ha comentado, el bordado del velo traía un mensaje consigo: era un homenaje a los 53 países que conforman la Commonwealth, es decir, la Mancomunidad de Naciones.

Ahora, el segundo vestido que lució Markle para la celebración privada, fue un diseño de la británica Stella McCartney. Nuevamente, en color blanco y con líneas sobrias y elegantes, caracterizado por un cuello alto y espalda al aire, lo que aportó un toque de sensualidad.

De esta forma, la Boda Real sí que rompió algunos paradigmas que aseguraban seguirían.

Share.