Bebidas alcohólicas: daños a la salud

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Una vez que las bebidas alcohólicas entran al cuerpo tienen como destino final el hígado, y dado que el organismo no puede procesarlas como a las proteínas, carbohidratos o grasas, su descomposición pasa a ser una de las tareas principales.

¿Qué daños puede causar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas a la salud?

Existen una diversidad de daños que el alcohol puede causar sobre el cuerpo y órganos vitales, entre estos, podemos mencionar:

El cuerpo trabaja más

Ya cuando la persona se excede en el consumo de bebidas alcohólicas, el cuerpo convierte su metabolización en prioridad, debido a que no tiene la forma de almacenar el alcohol como a los alimentos.

De allí, que el hígado sea el órgano más afectado, ya que su trabajo es desintoxicar y eliminar este líquido de la sangre.

Crecen más bacterias en el intestino

Este líquido tiene la facultad de hacer que las bacterias pasen a través de las paredes intestinales y, de allí, al hígado, ocasionando un daño hepático.

Afecta el sistema inmune

Existen personas que beben a diario, o casi todos los días, sin ser conscientes del daño que esto ocasiona, dando como resultados gripes, resfriados, o simplemente, enfermarse más que una persona que no toma.

Pues, el alcohol puede debilitar el sistema inmune y volver al organismo más propenso a sufrir infecciones.

Afecta progresivamente al corazón

Las bebidas alcohólicas hacen que el corazón se debilite, y tenga un patrón de latido irregular. Además de aumentar el riesgo a desarrollar presión sanguínea alta, conocida como hipertensión.

Por esa razón, los médicos recomiendan a las personas que toman alcohol, no ingerir más de 60 a 90 ML en el caso de los hombres.

Mientras que, en las mujeres la cantidad de consumo debe ser de 30 a 60 ML.

Cuidarte hoy, dirá mucho de tu calidad de vida el día de mañana.

Share.