¡VIRAL! Una mujer fue a comprar comida rápida en el lugar equivocado y quedó detenida

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Sus pupilas dilatadas y el polvo blanco en su nariz llamaron la atención de los policías.

La mujer pretendía comprar una hamburguesa…

Una mujer de 44 años de edad identificada como Lizabeth Ildefonso, oriunda del estado de Nueva York, quería comprar algo para desayunar, sin embargo, cometió una pequeña imprudencia… la mujer le solicitó la hamburguesa al guardia que atendía en la cabina de ingreso a una cárcel.

A la dama le explicaron que, en realidad, se encontraba en una cárcel y no en un restaurante de comida rápida, pero la mujer no paraba en su intención de comprar la hamburguesa.

Una ayudante del sheriff, Yvonne DeCaro, se percató de que la mujer tenía las pupilas dilatadas y restos de polvo blanco en su nariz, por lo que procedió a realizarle un test para determinar si la dama tenía presencia de estupefacientes en su sangre; y dicho resultado dio positivo.

Su caso aún se empeoró más, ya que la conductora no portaba licencia de conducir vigente, dando como resultado que quedase detenida.

Debe comparecer ante el Tribunal Supremo de Justicia de la ciudad de Nueva York

La “cliente” debe comparecer ante el Tribunal Supremo de Justicia de Nueva York, donde se realizará la audiencia para esclarecer su caso. Como dato curioso de esta situación, la funcionaria Yvonne DeCaro, había terminado un curso para reconocer a conductores en estado de intoxicación por alcohol o drogas.

Una muestra clara de que el alcohol y las drogas nunca son buenos acompañantes.

Share.