Todo este tiempo has estornudado mal y no lo sabías

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Es muy común que al estar en la oficina, en la calle o en reunión, sientas de pronto ganas de estornudar y lo primero que normalmente suele pasar por instinto, es taparse la nariz con los dedos en forma de pinza, evitando soltar de manera expandida los mocos. ¿Sabías que esta acción puede ser sumamente dañina?

Por más difícil de creer que sea, puede ocasionarte hasta acabar en el hospital. Como le sucedió a un hombre de 34 años, quien se rompió la garganta al momento de tratar de detener un fuerte estornudo, ya que la presión atravesó sus tejidos.

Deja salir los estornudos es la mejor solución

Según estudios realizados por “BMJ Case Reports”, el simple hecho de detener un estornudo con las manos puede incluso afectar al oído, o en el peor de los casos, crear aneurisma cerebral. El hombre afectado manifestó que, sintió una sensación de estallido en el cuello cuando le sucedió, seguidamente percibió dolor y aprietos para tragar y hablar.

Al momento de ser internado y realizado los exámenes correspondientes, la radiografía reveló que el aire se escapaba de su tráquea hacia el tejido blando del cuello. El hombre tuvo que ser alimentado a través de un tubo por siete días, tiempo en que los tejidos sanaron.

Recomendaciones por parte de los especialistas

Los médicos recomiendan que en temporadas de gripa, se instruyan a niños y adultos a cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser y al estornudar, luego deshacerse de los que sean desechables y lavarse las manos evitando así la transmisión de gérmenes.

Aunque esta noticia es rara e inusual, los especialistas advierten de que deberíamos ser conscientes del peligro.

 

Share.

Comments are closed.