Defienden la reforma tributaria neuquina

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El gobierno neuquino reafirmó que las modificaciones que se han concretado en el Impuesto a los Ingresos Brutos en la provincia beneficiarán a la mayoría de los contribuyentes, y pondrán el acento de ese beneficio en las pequeñas y medianas empresas, en un evidente intento de responder críticas vertidas desde Cambiemos a la política tributaria oficial.

El director provincial de Rentas, Juan Marín Insúa, fue quien reiteró que con las recientes modificaciones sobre el impuesto “el 80 por ciento de los contribuyentes van a tributar una alícuota del dos por ciento, que no existe en ninguna otra provincia para el sector servicios y comercio”.

Además destacó que las modificaciones “surgen del consenso fiscal, a propuesta del gobierno nacional, donde las 24 jurisdicciones pautaron estos cambios” y que “luego eso fue aprobado en la Legislatura provincial por amplia mayoría”.

Insúa dijo que la alícuota del cinco por ciento sólo es aplicable a las empresas que no sean pymes del sector servicios y comercios, porque “el concepto general es ir desgravando la actividad productiva y poner la carga en lo que es la venta final”.

“Todas las empresas que tengan su certificado pyme van a mantener la alícuota que estaban tributando en 2017, que es del tres por ciento para servicios y comercio. La alícuota del cinco por ciento le puede llegar a tocar a menos del dos por ciento de los contribuyentes”, explicó.

Insúa sostuvo que “seguramente los hipermercados van a pagar ese cinco por ciento pero no necesariamente eso lo trasladarán a precios, ya que sus proveedores van a pagar menos tributo y le pueden vender sus productos a menor precio”.

 

Share.