Gobierno de la Provincia del Neuquén

Impotencia política para enfrentar la crisis eléctrica

El gobierno no puede hacer nada en lo inmediato para mitigar la crisis eléctrica, y busca sin mayor desesperación parches que eviten al menos los picos de impopularidad que resuenan al compás de los cortes de luz.

Estimaban este domingo que hay solo en Buenos Aires unos 800.000 afectados directos por las interrupciones. Hubo tres muertes, una madre y sus dos hijos, en un incendio en un conventillo provocado por el uso de velas. Tampoco puede evitar el gobierno que el asunto se torne cada vez más dramático.

El desconcierto político es importante. El gobierno de la ciudad de Buenos Aires decidió un asueto para que al menos desde el Estado se gaste menos energía. A las pocas horas, lo mismo hizo el Estado nacional: asueto este lunes para los empleados públicos.

En las redes sociales, a las que se puede acceder incluso sin energía, a través de los teléfonos celulares, circuló generosamente la foto del secretario de Energía, Daniel Cameron, jugando al golf mientras la hecatombe se abate sobre su área; y los comentarios sobre los viajes de ida y vuelta de Mauricio Macri de sus vacaciones a la ciudad para tomar alguna que otra medida. Ni hablar de la lejana presidente, en Santa Cruz, lejos del epicentro del problema.

La crisis energética no se arregla con ideología, ni con frases altisonantes. Es más: todos sabemos que en lo inmediato, no se arregla. Habrá que esperar años, de mayores inversiones y mejores prácticas, para que haya seguridad en este campo, desarreglado durante los últimos 15 años.

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados