Gobierno de la Provincia del Neuquén

Impacta la visita del Papa Francisco a Brasil

El Papa Francisco ya está en Brasil. Su visita produjo un impacto que no por previsible es menos notable. Francisco plantó su impronta con algunos conceptos. Dijo que no traía plata ni oro, sino a Cristo. Y que la juventud era la ventana por donde entra el futuro.

Conceptos que ilustran sobre la calidad y el estilo del Papa argentino, que se paseó por las calles de Río de Janeiro primero en un coche abierto, humilde, un Fiat. Y después en un Papamóvil también abierto, generosamente permisivo.

Francisco llegó a la ciudad carioca para presidir la XVIII Jornada Mundial de la Juventud. El evento durará una semana, pero seguramente su influencia trascenderá esos días y perdurará, según apreció la propia presidente de Brasil, Dilma Roussef.

La ceremonia que compartió la mandataria brasileña con el Papa fue un modelo de sencillez y brevedad. Otro punto a favor de esta visita y su organización, en un momento clave, como son casi todos  los momentos de esta gran patria sudamericana, siempre urgida por las necesidades y los conflictos que esas necesidades provocan.

La mirada del hombre llamado Jorge Bergoglio y conocido como Francisco, es clara. Ha optado por la humildad y los gestos sencillos. Ha elegido predicar no solo con la palabra, sino también con el ejemplo.

Todos lo miran con suma atención. La percepción también es clara, inevitable. Este Papa no pasará por el mundo sin dejar huella. Hay que aprovecharlo, más allá de las creencias personales, más allá de las penosas convicciones acartonadas.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados