Gobierno de la Provincia del Neuquén

Impacta la historia de madre asesina de Utah, Estados Unidos

El hallazgo el pasado sábado de siete cadáveres de bebés en una casa en Pleasant Grove (Utah) ha conmocionado a la sociedad de Estados Unidos.

Los investigadores aseguran que la responsable de la “atrocidad” es su madre, Megan Huntsman, de 39 años, que ha quedado detenida tras admitir que acabó con la vida de los niños entre los años 1996 y 2006. En todos esos años, nadie se percató de lo que sucedía, según parece.

Según la policía, la mujer estranguló y asfixió a seis de los bebés y los metió en cajas en su garaje. “Parece que todos nacieron con vida menos uno. Cada bebé estaba envuelto en una toalla o camiseta y metido en una bolsa de plástico”, añade el texto.

La mujer permanece en la prisión del condado de Utah, acusada de seis cargos de asesinato. La fianza de Huntsman es de seis millones de dólares, un millón por cada bebé. Se desconoce el motivo que le llevó a cometerlos. El único antecedente que tenía era una multa de tráfico. “No se han hecho más detenciones y la investigación sigue abierta”, ha afirmado el fiscal del condado, Jeffrey Buhman.

Una llamada de emergencia, realizada por el exmarido de Huntsman, Darren West, alertó a las autoridades. El hombre, junto a otros miembros de su familia, denunció que había encontrado un recién nacido muerto. Cuando las fuerzas del orden llegaron a la vivienda encontraron otros seis cuerpos sin vida de bebés, guardados en cajas en el garaje.

“Vieron un paquete sospechoso que olía muy raro. Empezaron a abrir la caja y se dieron cuenta de que había un niño muerto dentro y llamaron a la policía”, dijo el capitán de la policía Michael Roberts en una entrevista a la prensa local. “No me lo podía creer. Mis compañeros estaban perplejos. Tras cada caja que abríamos, más estupefactos nos quedábamos”, añadió el capitán.

La familia de West, propietaria de la vivienda, ha explicado que “todos están muy desconcertados por lo ocurrido”, según un comunicado. “Estamos viviendo el duelo por las trágicas fatalidades, intentando ser fuertes y ayudándonos los unos a los otros en este momento tan horrible”. “Por favor, respeten nuestra privacidad”.

Utah fue uno de los primeros Estados del país en aprobar la ley newborn safe haven en 2001, por la cual un padre de forma anónima puede entregar a su hijo en un hospital, sin necesidad de preguntas. Tras esta acción, los padres no son ni denunciados ni perseguidos. Una vez lo recibe el centro médico, el niño es trasladado a la división de servicios sociales estatal.

“Estos bebés habrían estado más seguros bajo esta ley”, explicó la congresista Patrice Arent, demócrata y que promovió la ley. “El objetivo de la regulación es proteger a los bebés”. La iniciativa fue promovida por primera vez en Alabama y en los 50 Estados que conforman la nación existen leyes similares, según explicó Arent.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados