Gobierno de la Provincia del Neuquén

Gran noche de música

En la intimidad del teatro, en la amplitud de la calle, resonó este viernes la sexta sinfonía, la trágica, de Gustav Mahler, interpretada por más de un centenar de músicos de una gran sinfónica integrada por la fusión de la orquesta de la universidad de Cornell, Nueva York, y la de Neuquén, Argentina.

Neuquén es una provincia de contrastes. Con escuelas cerradas por el conflicto, y una gran escuela, abierta, de cultura… que el empeño, el crecimiento, de una gran idea nacida con el siglo, la de desarrollar una sinfónica, ha conseguido consolidar. Este viernes, bajo la batuta compartida de Andrés Tolcachir y Chris Kim, se ha terminado de avanzar un peldaño casi gigante, que solo pueden abrir, para este tipo de cuestiones, las grandes obras de la música universal, y la mágica conjugación entre ese arte excelso y el pueblo.

Sin el pueblo, la música es solo un arte abstracto. Por eso ha sido tan importante que la gran obra de Mahler, ese paseo intenso por el alma de una persona y el drama del siglo XX anticipado por la genialidad, se haya puesto en escena para quienes pudieron ingresar al teatro tanto como para quienes se quedaron en la calle.

Allí en la explanada del monumento al general San Martín, se instaló una gran pantalla y equipos de sonido que permitieron seguir en directo el concierto del Español. La gente, el pueblo, acudió a la cita desdeñando el frío de la noche. Y se dio una vez más la conjunción mágica del arte y el pueblo. Se completó la obra. Mahler revivió con todas sus contradicciones en pleno corazón luminoso de la capital neuquina.

De esto  no se retrocede. Solo se puede avanzar. Ojalá que así sea.

Rubén Boggi

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados