Gobierno de la Provincia del Neuquén

Fuerte atención política en la situación del senador electo, Guillermo Pereyra

El senador electo y secretario general del sindicato petrolero, Guillermo Pereyra, fue internado en el Policlínico Neuquén el viernes a las 5 de la mañana, y será dado de alta recién el lunes.

Durante el viernes, las versiones fueron muchas, y los datos científicos precisos aportados, los imprescindibles. Primero se dijo que Pereyra había tenido “problemas motrices”, aunque no se especificó la causa. Después se informó que en realidad el episodio tenía que ver con la diabetes que padece el dirigente. Sin confirmarlo totalmente de manera oficial, se pudo colegir que lo que había sufrido el petrolero había sido un episodio vascular, que le interrumpió la normal irrigación cerebral durante un tiempo acotado por la acción rápida de los médicos.

Se dejó trascender que el episodio no era grave, que estaba controlado, y que permanecería internado hasta hacer todos los controles y verificaciones correspondientes.

“Permanecerá internado en la clínica neuquina hasta completar los estudios solicitados por el cuerpo médico que lo asiste”, dijeron los voceros del senador electo.

“Debido a su intensa actividad política y gremial, es que consideramos la necesidad de realizar estudios no invasivos, para objetivar y prevenir la existencia de alteraciones vasculares, ante la preexistencia de factores de riesgo vasculares y metabólicos. Efectuados los mismos, se concluye que no existe lesión vascular ni neurológica”, había indicado el parte médico oficial firmado por los doctores Luis A. Otatti y Hugo Sánchez Fiorentino.

En la tarde del sábado, la oficina de prensa del Senador electo brindó un nuevo informe, que dice lo siguiente:

El senador nacional electo, Guillermo Pereyra, permanecerá internado en observación en el Policlínico Neuquén hasta el lunes, siguiendo los protocolos médicos que así lo recomiendan. Pereyra está alojado en una habitación común, pasó la tarde junto a su familia, y a través de ellos agradeció las muestras de afecto recibidas de parte de la gente.   

Los estudios que le han sido practicados hasta el momento han arrojado buenos resultados, pero el equipo de profesionales  que asiste al dirigente, encabezado por el doctor Luis Otatti, recomendó mantener al paciente en observación hasta el lunes a los fines de monitorear su evolución, que hasta el momento ha sido completamente favorable.

Según fuentes médicas consultadas por este diario, lo que los médicos han sugerido es un fuerte control, permanente en función de los antecedentes del paciente, con la atención puesta sobre la exigente actividad que despliega. “Factores como el estrés son altamente perjudiciales en estos casos”, confiaron.

Pereyra fue elegido senador junto a Lucila Crexell, representando al MPN, en las elecciones del pasado 27 de octubre. Protagonizó (y mantiene) un proceso político de alta conflictividad con el actual gobernador, Jorge Sapag, en el contexto de su partido. Como se ha posicionado como uno de los aspirantes a la candidatura a gobernador, lo ocurrido con su salud ha impactado fuertemente en el ámbito político regional y nacional.

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados