Gobierno de la Provincia del Neuquén

Francisco proclamó santos a los papas Juan XXIII y Juan Pablo II

Ante una multitud de un millón de personas, llegada a Roma el Papa Francisco recitó: “declaramos benditos y definimos que Juan XXIII y Juan Pablo II sean santos y los incluimos entre los santos, decretando que de esa manera sean venerados por toda la Iglesia”.

En los escalones de la plaza, lo observaba el cuarto papa de esta jornada nunca vista en la historia de la Iglesia: Benedicto XVI, el alemán Joseph Ratzinger, Papa emérito que renunció el 28 de febrero.

Ratzinger se sentó en el lugar reservado a los 150 cardenales que concelebraron con los dos pontífices la santificación de los dos papas más populares del siglo XX. Con ellos estaban 700 obispos que también concelebraron en la misa.

Dos papas vivos canonizaron pues a dos santos que, como dijo después en su homilía forman ahora la vanguardia de la Iglesia, pues son los santos “los que llevan y hacen crecer a la Iglesia”.

Según cálculos de la policía alrededor de 250 mil fieles y turistas pudieron entrar en la plaza de San Pedro y en la vía de la Conciliación de 500 metros. Fueron los que pudieron ovacionar a Francisco cuando recorrió por corredores de seguridad el lugar saludando de cerca, aunque sin detenerse, a la multitud.

El resto del millón que llegó a Roma debió distribuirse en los principales lugares de la Ciudad Eterna, donde habían sido instaladas 19 pantallas gigantes.

Tras haber proclamado santos a Juan Pablo II y Juan XXIII el Papa dijo en el sermón que “los estigmas de Jesús son escándalo para la fe, pero también son la verificación de la fe”.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados