Gobierno de la Provincia del Neuquén

Murió Alfredo Di Stéfano, la saeta rubia

Alfredo Di Stéfano murió este lunes, a los 88 años, y con él se fue uno de los más grandes jugadores de fútbol de la historia, nacido en Buenos Aires, glorificado en España, puesto en un podio compartido por gente como Diego Maradona y Pelé.

Bautizado como “la saeta rubia”, por su velocidad y despliegue, fue un jugador de toda la cancha, completo. Goleador, asistidor, marcador. Corría durante todo el partido. En la década del ’50 del siglo pasado, su nombre ya era leyenda en el fútbol argentino, que lo vio relativamente poco, lo suficiente para comprender su valía.

Volvió a Buenos Aires como DT, para después volver a irse a Madrid, donde había formado su hogar, mimado por el club al que le dio todo, una cantidad impresionantes de triunfos, halagos y galardones.

La leyenda del Real Madrid había sufrido un ataque al corazón el sábado en Madrid y fue hospitalizado en estado grave, indicaron los servicios de emergencia (SAMUR).

“El SAMUR ha iniciado las maniobras de reanimación y a los 18 minutos han conseguido sacarle de esta parada y lo han trasladado grave al hospital Gregorio Marañón”, dijo a la AFP un portavoz de los servicios de emergencia madrileños.

Di Stefano, que la víspera celebró su cumpleaños número 88, permanecía ingresado en ese centro. Había almorzado con su familia, y después, ya en la calle, se sintió mal y pidió que lo sentaran en su silla de ruedas. Descompensado con un paro cardíaco, fue atendido y trasladado. Permanecía “estable dentro de su cuadro de gravedad”, con coma inducido, se informó.

El ex delantero nacido en Buenos Aires, vistió la camiseta del Real Madrid de 1953 a 1963, anotando 418 goles en 510 partidos.

Nacionalizado español en 1956, Di Stefano ganó cinco Copas de Europa de Clubes Campeones entre 1956 y 1960, ocho ligas españolas y una Copa Intercontinental con el club merengue.

También sumó una larga lista de premios individuales: Balón de Oro europeo en 1957 y 1959 y cinco veces pichichi (máximo goleador de Liga).

En cambio, al contrario que Pelé o Maradona, el presidente honorario del Real Madrid desde 2000, nunca ganó la Copa del Mundo.

En 2008, Di Stefano fue nombrado mejor jugador de la historia del Real Madrid, tras una encuesta efectuada por el club.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados