Gobierno de la Provincia del Neuquén

El Senado italiano expulsó a Il Cavalieri, Silvio Berlusconi

El miércoles 27 de noviembre de 2013, ha pasado a la historia de Italia como el día en que el Senado de la República expulsó, después de dos décadas de presencia ininterrumpida en el Parlamento, a Il Cavaliere, Silvio Berlusconi.

En realidad, los 321 senadores de la República reunidos en el palacio Madama no han votado la expulsión de Il Cavaliere. El orden del día simplemente preveía que el Senado se diera por enterado de la decisión de la comisión parlamentaria que declaraba vacante el escaño de Berlusconi en la región de Molise.

Las nueve votaciones, rechazadas una tras otra, planteaban reemplazar el orden del día, y salvar a Il Cavaliere. La votación, prevista para las cinco de la tarde (inicialmente a las siete) se retrasó por una cuestión técnica: los berlusconianos exigían que el voto fuera secreto, mientras que la mayoría pedía que fuera abierto. Finalmente, a las 17.41, se ha levantado la sesión: Silvio Berlusconi ya no era senador.

A Il Cavaliere solo le queda la calle. Y a ella ha apelado durante el día de hoy. Decenas de autobuses cargados de fieles –“el ejército de Silvio”– han llegado a Roma. Al mismo tiempo que el Senado debatía su expulsión, Berlusconi se daba un baño de masas junto a su “ejército” al exterior del edificio, insistiendo en el mensaje de siempre: “En ningún país civil y democrático, en la historia, ningún político ha sufrido una persecución de este tipo”.

Berlusconi ha vuelto a acusar a los jueces que le han condenado de estar nombrados a dedo para perjudicarle. “Este es un día de luto para la democracia”, ha afirmado, “pero debemos seguir en el campo. No es el líder del centroderecha el que ya no es senador. Son los líderes del Gobierno los que no son parlamentarios. Ni [Beppe] Grillo ni [Matteo] Renzi [el alcalde de Florencia, favorito en las primarias del Partido Democrático]”. E insistió: se presentará a las elecciones al frente de su partido, Forza Italia. “Nunca en mi vida olvidaré este día”, dijo Il Cavaliere al despedirse de sus fieles. “Viva Italia, viva Forza Italia, viva la libertad”.

La expulsión de Il Cavaliere se ha hecho en virtud de la llamada ley Severino, un paquete de medidas contra la corrupción en la política aprobado durante el Gobierno técnico de Mario Monti. Según la ley, resultan inelegibles o, como en este caso, indignos de mantener el escaño todos los políticos condenados a más de dos años de prisión en sentencia firme.

Y Berlusconi entra en este supuesto porque, el pasado mes de agosto, el Tribunal Supremo lo condenó a cuatro años de prisión (de los que solo tendrá que descontar uno gracias a una amnistía) por fraude fiscal en el llamado caso Mediaset.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados