Gobierno de la Provincia del Neuquén

El Papa conmovió a una multitud de jóvenes argentinos

El Papa Francisco habló a los argentinos en la Catedral de Río de Janeiro. Les dijo que había que salir a la calle. Que la iglesia no es una ONG. Que había que hacer “lío”. Que la fe no era un licuado, que pudiera tomarse y ya.

Es impresionante el efecto Papa. ¿Puede hablarse ya de una nueva revolución espiritual, que nos alcanza especialmente? No hay modo de saberlo todavía. Pero lo cierto es que los católicos han encontrado un nuevo líder, seguro, alegre, distinto. Y los no católicos, y aun quienes no profesan ninguna religión, lo observan con escasa capacidad de permanecer indiferentes.

Este jueves, en la inmensa catedral carioca, Francisco, el mismo que era hace un tiempo Jorge Bergoglio y hoy es otra persona aun siendo la misma, volvió a emocionar, y a despertar sentimientos que se creían, tal vez, perdidos para siempre en el marasmo cínico de la cotidianeidad posmoderna.

Identificó con precisión el drama moderno de la juventud y la vejez, que se ha acrecentado con la evolución de la humanidad, en lugar de reducirse: la indiferencia, la ahora llamada exclusión, de la sociedad económicamente activa, productiva, dominante.

Francisco pidió a los jóvenes, que lo aclamaban como un ídolo de rock, que escuchen a los viejos, que no los aparten del camino. Les dijo que su misión es salir a la calle, producir el “escándalo de la cruz”, protagonizar, “hacer lío”.

Tremendo mensaje, que seguramente abrirá debates y polémicas. Tremendo momento de la Iglesia católica, en una época en la que había caído en desgracia, sumido en otros escándalos distintos, la pedofilia, la corrupción, la riqueza mal habida.

Francisco, el Papa argentino, está de campaña, diría un argentino. ¿Cómo negar esta realidad poderosa, magnificada por los medios de comunicación? ¿Cómo sustraerse de la tentación de resaltar un mensaje que enfoca el espíritu, ese valor tan depreciado?

R.D.Vagnozzi

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados