Gobierno de la Provincia del Neuquén

El feriado y el vacío

Los feriados “puente” se han consolidado en Argentina. Son un previsible éxito, tal vez el “logro” más importante de los últimos gobiernos. Cada vez tienen un acatamiento más alto, y esto se vio en Neuquén este lunes, con una ciudad desierta en las primeras horas de la mañana.

Esta vez, el puente unió el domingo con el martes, día en que se recuerda el funesto día del último golpe de Estado militar contra las instituciones de la democracia, ocurrido en 1976. Pero en realidad no importa el motivo del feriado largo, la institución más exitosa del país de la década ganada. Lo que importa es frenar la actividad (que no es mucha) y fortalecer el gran rubro del turismo, una actividad que depende curiosamente de la inactividad de otros.

En la versión actual, el turismo –que en todo el mundo se inscribe dentro de la economía de exportación- es mayormente de consumo interno y de corto alcance. Los gastos son moderados, la recaudación también. No son grandes números para mostrar. No equivalen con la magnitud del paro civil que ocasionan los feriados largos, y que se evidencian en –por ejemplo- el tránsito, que colapsa todos los días, y que en estas ocasiones prácticamente desaparece, despojando de autos, camiones y colectivos el otrora congestionado paisaje urbano.

La capital neuquina amaneció este lunes, casi desierta. Se promete lo mismo o parecido para la semana próxima. ¿Será motivo de alegría, o de preocupación en épocas que tienden a la recesión y la caída del consumo?

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados