Gobierno de la Provincia del Neuquén

Djokovic pudo con Del Potro en un partido memorable

Novan Djokovic le ganó la semifinal de Wimbledon a Juan Manuel del Potro. Fue un partido memorable. Cinco sets de un tenis de enorme nivel, de esos que se ven muy de vez en cuando.

El resultado fue 7-5, 4-6, 7-6, 6-7 y 6 3. Los números hablan de un partido cerrado, parejo, pero no describen la intensidad ni el brillo de una innumerable cantidad de jugadas que pueden guardarse para una colección de joyas tenísticas.

Del Potro jugó su mejor partido en mucho tiempo. Tal vez el mejor en lo que va de su carrera, pese a haber perdido. Djokovic demostró que es un ser humano muy especial. Con un físico de una plasticidad tremenda, y una calidad de tenista superior.

El Número Uno del mundo fue más sólido con el primer saque. No solo porque tuvo más efectividad, sino porque convirtió 22 aces, contra solo 4 de Del Potro. El argentino falló en ese primer saque es clave para su juego, y allí está una de las razones de la derrota.

Más allá de las estadísticas y lo que demuestran, la belleza de algunas de las jugadas del partido memorable consiguieron provocar el aplauso admirado del público. La velocidad sostenida del juego en todo el partido fue también una característica admirable. Del Potro asestó algunos mandobles que no llegaban a ser seguidos por la vista. A tal punto que exigieron en un par de oportunidades la recurrencia a la tecnología para poder juzgar si habían sido buenas o malas pelotas.

Djokovic pasó a la final, y está muy bien. Es el Número Uno y volvió a demostrar el por qué. Del Potro demostró que su nivel sigue en ascenso, y que le puede dar batalla a cualquiera de los más grandes.

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados