Gobierno de la Provincia del Neuquén

Disparos, miedo, y la violencia en escuelas que preocupa

Un chico de 16 años entró armado a un colegio de la localidad bonaerense de Pontevedra y efectuó cuatro disparos, y si bien no se registraron heridos provocó un comprensible pánico entre sus compañeros y profesores.

El hecho ocurrió alrededor de las 8:15 de este viernes en un aula del quinto año el Instituto Bernardino Rivadavia, de esa localidad del partido de Merlo, al oeste del Gran Buenos Aires.

Si bien desde las autoridades del colegio, como del municipio, señalaron que el hecho fue algo “aislado” (lo único que faltaba es que ocurriera todos los días), los padres de los alumnos compañeros del joven que disparó contra los otros chicos denunciaron que el atacante era víctima de “bullying”.

En ese lugar, y sin mediar palabras, el adolescente extrajo  un arma calibre 22 y efectuó por lo menos cuatro disparos.

Según confirmaron fuentes policiales citadas por el sitio web minutouno.com la situación fue “controlada” minutos después.

El titular de la Jefatura Departamental de Merlo, comisario Hugo Santillán, destacó que el agresor, cuyos datos filiatorios no trascendieron por cuestiones legales, ya se encuentra detenido.

Además, Santillán destacó que el menor sufre brotes psicóticos y ataques de pánico, por lo que se encuentra bajo asistencia psicológica.

Tras el violento episodio, las autoridades del colegio se reunieron con efectivos policiales, mientras que los alumnos fueron retirados por sus padres.

Algunos padres indicaron en declaraciones periodísticas que al agresor, otros chicos de sexto año, lo acosaban e incluso le bajaban los pantalones delante del alumnado, por lo que el joven había anticipado que iba a ir con un revólver y les iba a disparar.

“Este chico hace dos años que viene teniendo problemas. Está sufriendo bullying. Hay chicos de sexto año que le bajan el pantalón, le pegan cachetazos. Mi hijo es compañero y fue donde tenía que ir para advertirles que se iban a agarrar a trompadas”, aseguró uno de los padres durante una reunión que mantuvieron con autoridades del colegio y que grabaron en un celular y lo hicieron conocer a través del sitio de un diario porteño.

Los directivos del establecimiento, ubicado en De la Virgen 2260, convocaron inmediatamente a los padres del adolescente, que junto a su hijo fueron trasladados a la comisaría quinta de Merlo, hasta donde llegó un representante del Foro Juvenil Penal de Morón.

Personal policial secuestró el arma y en el aula encontró cuatro vainas servidas.

“Hubo episodios de violencia verbal contra los maestros en el último tiempo e incluso el viernes pasado pateó un banco, eso figura en un acta del colegio”, señaló Maximiliano Steinhardt, miembro de la comisión directiva de la institución.

El Secretario de Educación de Merlo, Adrián Outeda, afirmó que lo ocurrido en la escuela de su distrito fue “un caso aislado” y descartó que haya sido por algún motivo en particular.

“No es un caso de bullying ni de inseguridad, se trata de un hecho aislado de un alumno con problemas psicológicos. El municipio vino a dar su apoyo ante esta situación, pero se trata de un hecho totalmente extraordinario”, precisó Outeda.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados