Gobierno de la Provincia del Neuquén

Cristina Fernández: “me corre frío por la espalda” por espionaje

La presidente Cristina Fernández se sumó al coro sorprendido ante el presunto espionaje norteamericano, y afirmó que le “corrió frío por la espalda” cuando se enteró que Estados Unidos realizaba tareas de espionaje cibernético sobre la Argentina.

“Me corre frío por la espalda cuando veo que nos están espiando a todos a través de sus servicios en Brasil”, dijo la mandataria, en alusión a la publicación difundida por el diario brasileño O Globo, según la cual la Argentina sufrió un espionaje cibernético por parte de la NSA, al igual que Brasil, Colombia, Ecuador, México y Venezuela.

La mandataria comparó este episodio con las denuncias de espionaje a militantes y organizaciones en la Argentina a través del Proyecto X de la Gendarmería, al que calificó de “inexistente”.

“Ahora resulta que nos están espiando desde el norte y no pasa nada”, dijo la Presidenta, en el hipódromo de Tucumán, donde encabezó el acto central del Día de la Independencia, que compartió con el gobernador, José Alperovich; su esposa, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich; funcionarios y legisladores nacionales y provinciales, y gobernadores.

“Solo escucho silencio”, dijo también la mandataria para criticar a dirigentes opositores, a los que acusó de “hablar de lo pequeño” y de “armar lío” con denuncias sobre el Proyecto X, y planteó: “Ahora resulta que nos están espiando desde el Norte y no pasa nada”.

En este contexto, dijo que espera que “en la reunión del Mercosur de este próximo viernes los presidentes” tengan “un fuerte pronunciamiento y un pedido de explicaciones ante estas revelaciones, que más que revelaciones son confirmaciones” que tenían los jefes de Estado “de lo que estaba pasando”, según expresó.

La Presidenta formuló estas declaraciones luego de realizar un extenso repaso de parte de la historia argentina durante el cual aludió a la dominación de las grandes potencias sobre los países latinoamericanos y sostuvo que en la actualidad se genera “una nueva configuración mundial”.

“No tengan dudas, ese el mundo que nos quieren imponer: volver a ser productores de materias primas con poco valor agregado. Y vamos a dar batalla porque vamos a profundizar este modelo de Estado de inclusión de valor agregado y mayor competitividad y peleando por la unidad regional”, aseveró.

Por otra parte, en una alusión a la campaña electoral, Cristina Kirchner sostuvo que “el Estado no es solamente el Poder Ejecutivo, sino el Legislativo, que requiere de hombres y mujeres que cuando toman decisiones, más allá de las lógicas ubicaciones partidarias, lo hagan pensando en los intereses de la Argentina y de la patria, y no en lo que les dictan desde una agenda corporativa”.

En este sentido, dijo que los legisladores estadounidenses “no comen vidrio” y no hablan “en contra de su Patria”.

También le dedicó un párrafo a la Justicia, y afirmó, en alusión a la independencia de ese poder del Estado, que “de lo que no se puede tener independencia es de los intereses de la Nación y del pueblo”.

“Fortalecer el Estado no es fortalecer un gobierno o un partido, porque nadie es eterno, ni lo quiere ser en el gobierno, ni ningún partido es eterno. Lo que debe ser permanente, para siempre, es nuestra Patria, la Nación argentina, la República Argentina. Eso es lo permanente”, enfatizó, para desalentar nuevamente la posibilidad de una segunda reelección suya, algo que le impide la Constitución.

Además, se dirigió al poder económico al señalar que “así como no va a haber trabajadores independientes en un país dependiente, tampoco va a haber empresarios y grandes financistas, si no logramos sostener el modelo”, tras lo cual afirmó: “Si antes se la llevaban en pala hoy a lo mejor tienen que recogerla en alguna cuchara sopera”.

Sostuvo que fue “la unidad de los pueblos de la América del Sur la que permitió la emancipación” de sus países y apuntó que “(Néstor) Kirchner, (Hugo) Chávez y Lula (Da Silva) vieron que era imprescindible la unidad de la región”.

En relación con la reforma judicial, calificó a Susana Trimarco, la madre de María de los Ángeles Verón, la joven desaparecida desde 2002 y presunta víctima de una red de trata de personas, de “testimonio vivo de que se necesita reformar la Justicia en la Argentina”.

“Tenemos la autoridad moral de haber sido el único partido político (el Partido Justicialista) que no puso amigos en la Corte de Justicia”, subrayó Cristina Kirchner, y dijo que los jueces “también tendrían que pagar impuestos”, en alusión a Ganancias, un impuesto que los magistrados se auto-exceptuaron de abonar gracias a una acordada dictada por el máximo tribunal en los años 90.

Al concluir su discurso, se jactó de ser “sobre todas las cosas una militante peronista de toda la vida” y que no cambió “de un partido al otro”.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados