Gobierno de la Provincia del Neuquén

Costa Rica derrotó en los penales a Grecia

Costa Rica escribió su propia versión de la tragedia griega. Le pudo ganar en tiempo normal. Pero esperó a jugar todo el alargue, con un jugador menos, y a patear todos los penales, para recién entonces decretar el triunfo y el pase, histórico, a cuartos de final.

El partido terminó 1 a 1 de manera agónica. Bryan Ruiz había puesto el 1 a 0, y Costa Rica se encaminaba hacia otro resonante triunfo, jugando mejor que Grecia. Pero Oscar Duarte vio la roja y dejó a los ticos con 10, y allí empezó otro partido.

Grecia es un equipo muy limitado, y atacó con su trámite habitual: centros y más centros al área. Parecía que todos iban a terminar igual, rechazados, o afuera, o contenidos por el gran arquero que es Navas. Hasta que en el minuto 90, Navas rechaza un disparo a quemarropa, y el rebote es capturado defectuosamente por Sokratis Papastathopoulos. Con un suspenso más largo que su apellido, finalmente la pelota entró al arco y empató Grecia.

Así que hubo que jugar alargue. Fue penoso. Porque Costa Rica había perdido literalmente las piernas. Y porque Grecia tenía menos idea que el más bárbaro de sus filósofos. Los 30 minutos del suplementario pasaron como una lenta agonía impotente, y Costa Rica consiguió así llegar a lo que desde hacía rato era su única esperanza: los penales.

Así fue que Navas le atajó el penal a GeKas, y después Michel Umaña metió el que correspondía para quedarse con la victoria, el pase a los cuartos, el desafío más importante de toda la historia del fútbol del pequeño país centroamericano, que deberá enfrentar a Holanda.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados