Gobierno de la Provincia del Neuquén

Conmoción: murió el fiscal Nisman horas antes de informar en el Congreso

La muerte del fiscal Alberto Nisman convulsiona mucho más un escenario político que ya había comenzado a convulsionar ante el pedido de investigar a la Presidente, funcionarios y colaboradores habituales del Gobierno bajo la presunción de bloquear y entorpecer la causa AMIA.

La bala que mató a Nisman, que según las primeras presunciones de la investigación oficial salió de su propia arma, accionada por su propia mano, muy probablemente seguirá su curso y terminará de destruir la confianza de los ciudadanos argentinos en una institucionalidad frágil, endeble y sospechosa, que ahora quedará tal vez para siempre manchada con la sangre de uno de los atentados terroristas más tremendos en la historia argentina.

A Nisman lo encontró la policía en su baño, trabando con su cuerpo caído y ya muerto la puerta, en su departamento de Puerto Madero, que estaba cerrado con llave por dentro, y que fue abierto por la policía junto con la madre del fiscal. Al lado del cadáver, había un arma calibre 22, y un casquillo de la bala disparada. “Todos los caminos llevan al suicidio”, estimó rápidamente el funcionario Berni.

Suicidio o asesinato, la diferencia será difícil de establecer para los efectos prácticos que tendrá esta muerte, en las horas previas a la concurrencia al Congreso para informar sobre detalles de su investigación, que había revelado parcialmente.

El fiscal que acusó a la Presidente, ha muerto violentamente. El país tiembla de manera soterrada. Muchos no sabrán de qué se trata. A muchos tal vez no le interesará. Pero es indudable que el hecho judicial-político más negro de la historia comenzará a impactar de distintas maneras.

Nadie sabe en qué terminará esto.

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados