Gobierno de la Provincia del Neuquén

Cambió la Corte neuquina una sentencia contra un policía homicida

La Corte neuquina revocó la sentencia dictada contra Claudio Salas, el policía que mató de un balazo a Brian Hernández, cuando tenía 14 años, en diciembre de 2012; y ahora deberán revisar la pena, que era por homicidio agravado, y deberá corresponderse con homicidio simple.

La Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia resolvió el recurso presentado por la defensa de Claudio Salas contra la sentencia que lo condenó. En ese sentido, hizo lugar parcialmente a la impugnación y revocó la sentencia en lo que hace a la calificación legal del hecho, por falta de fundamentación.

Por mayoría, modificó la calificación de la conducta como  Homicidio Simple. Ahora se remitirán las actuaciones a la Oficina Judicial de la Primera Circunscripción Judicial para que fije la audiencia del juicio de la pena.

Salas había sido condenado a prisión perpetua, por la Cámara Segunda del Crimen, en diciembre de 2013. La decisión de la Cámara integrada por Florencia Martini, Héctor Dedomnichi y Fernando Zvilling fue coincidente con el pedido del Fiscal, Pablo Vignaroli y la querella en representación de la madre de Brian.

Los jueces consideraron que Salas utilizó su arma reglamentaria “en forma innecesaria e irracional” cuando el vehículo en el que se trasladaba Brian Hernández, en la parte posterior, no se detuvo en un control policial. El caso había provocado una fuerte reacción social, y se había enfocado desde algunas organizaciones como un ejemplo de “gatillo fácil”.

El fallo del TSJ de este martes hace referencia a los hechos probados en la instancia de juicio -señalados en la sentencia de Cámara- y afirma que la resolución impugnada no incluye los fundamentos necesarios para el agravante propuesto.

Según la resolución, ese déficit de fundamentación fue soslayado por el Tribunal de Impugnación, lo que implica una afectación al requisito de revisión plena de la sentencia establecido constitucionalmente.

“No hay una motivación razonada en torno a ese aspecto especial (abuso del cargo) –indica el fallo- atinente al tipo penal aplicado. Ello, claro está, más allá de su mención genérica a lo largo del fallo en los votos que prepararon los magistrados”.

El voto de la mayoría señala que para que exista el agravante de abuso de la función policial se requiere, además, de la condición de agente policial “un elemento subjetivo cuya carencia impide la verificación de esa agravante”. En esta línea, el fallo cita doctrina que indica que “(…) al momento de dar muerte se debe tener conciencia de que se está excediendo o abusando de sus funciones […] el delito se encuentra configurado en función de un componente subjetivo especial, un elemento del ánimo, en la medida en que el miembro integrante de las distintas fuerzas mencionadas en la norma debe matar abusando de su función y cargo. Por ende, el autor no sólo debe revestir el carácter de agente de dichas fuerzas, sino que tiene que haberse aprovechado de su función o cargo para perpetrar la acción típica…”.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados