Gobierno de la Provincia del Neuquén

Boudou declaró ante el juez y tiró culpas para el lado de Moneta

El vicepresidente Amado Boudou declaró este lunes por más de cinco horas ante el juez federal Ariel Lijo, a quien le reclamó medidas de prueba para determinar “la ruta del dinero” utilizado para comprar la imprenta ex Ciccone Calcográfica, que atribuyó al empresario Raúl Moneta.

El titular del Senado ratificó su versión de los hechos, en una extensa jornada que significó la primera declaración indagatoria de un vicepresidente en ejercicio acusado por supuestos hechos de corrupción.

Ante el magistrado, Boudou pidió que se investigue la ruta del dinero proveniente para la compra de la imprenta, ya que según su posición, de esa manera quedará desligado de esa adquisición.

A la vez, defendió su rol como ministro de Economía, al haber dictaminado cuando la empresa pidió un plan de facilidades de pago ante una deuda fiscal.

Ante la acusación que le hizo el juez de quedarse con Ciccone, el vicepresidente le preguntó por qué daba eso por sentado y, al respecto, recordó que el empresario Raúl Moneta el año pasado en un expediente ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal reconoció que él había aportado los fondos.

El titular del Senado prometió que ampliará su declaración indagatoria, y aseguró que en esta jornada dio explicaciones “jurídicas”, pero se guardó para el futuro sus consideraciones “políticas”.

En las más de cinco horas ante el juez, Boudou hizo primero una exposición y luego defendió su dictamen de 2010, cuando si bien evitó opinar sobre si conceder o no el aval a Ciccone, sí pidió tener en cuenta la política de mantenimiento de empleos.

Tal cual lo reiteró ante los medios y en una presentación espontánea en febrero de este año, Boudou volvió a negar que conociera a Alejandro Vandenbroele, el titular de The Old Fund, firma que adquirió la ex Ciccone Calcográfica.

Según el magistrado, Vandenbroele era “conocido” no sólo de Boudou, sino también de su amigo y empresario, José María Nuñez Carmona, también imputado y citado a indagatoria para el martes, aunque se encuentra fuera de Buenos Aires y la audiencia se postergará.

La defensa del vicepresidente, pidió además varias medidas de prueba al juez Lijo, entre ellas, que se haga una pericia contable sobre los bienes de los Ciccone y también que se examinen algunos documentos firmados por ellos vinculados con la venta de la firma.

La indagatoria de Boudou comenzó minutos después de las 11.00 en el tercer piso de Comodoro Py, luego de que fracasara su intento de filmar la audiencia. El vicepresidente ingresó entre tumultos por la puerta principal, donde un grupo numeroso de militantes oficialistas se concentró para respaldarlo, aunque se retiraron pasado el mediodía.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados