Gobierno de la Provincia del Neuquén

Boca le ganó a Racing y asomó la cabeza de su propia crisis

Boca le ganó a Racing el partido que más expectativas había despertado en la fecha, por la singular realidad que viven ambos clubes de fútbol, y con el triunfo, el primero que consigue de visitante, el equipo de Bianchi también se acercó al lote de punteros.

Fue 2 a 1, con goles de Sánchez Miño y de Erbes para el ganador, y de Saja para el equipo de Merlo, que seguirá último en la tabla sin poder obtener un resultado favorable después de aquel 3 a 0 sobre Colón –paradójicamente el puntero ahora- en la primera fecha, el único triunfo conseguido hasta ahora por el equipo de Merlo.

Boca no fue un claro merecedor de la victoria. Pero el haberla conseguido probablemente resulte en un renovado envión para su presente, lleno de polémicas con el periodismo deportivo, en función de una interna del plantel de esas que nunca terminan de explicarse claramente.

La interna no se notó en el campo de juego. Por el contrario, Boca fue un equipo más solidario que en otras ocasiones. En la primera mitad del primer tiempo, tuvo en Riquelme, Gago y Sánchez Miño una interesante asociación, con el 10 y capitán siempre pidiendo la pelota y distribuyendo con su conocida capacidad.

Después del gol de Sánchez Miño, conseguido gracias a una muy buena jugada de Insúa, que comenzó el mismo marcador de punta en su área, para después llegar al área contraria, enganchar para hacer pasar de largo a un defensor, y tocar para el remate (¡con derecha!) del goleador boquense, el predominio de Boca aflojó, y el rendimiento de Riquelme también.

En el segundo tiempo, perdió dos pelotas Riquelme en el medio campo de esas que pueden costar un gol. Después del penal, cometido por Cata Díaz, Riquelme se fue, se supone que por decisión propia. Lo reemplazó el chiquito Luciano Acosta, quien inmediatamente sacó de la modorra al equipo de Bianchi.

De hecho, a los pocos minutos de haber ingresado, recibió el balón y metió un pase espléndido para Gigliotti, quien por primera vez le ganó a su marcador –se resbaló- y remató cruzado. Saja la rebotó con su mano, y Erbes, que entraba solo, la empujó al fondo del arco, consiguiendo su segundo gol desde que juega en la primera de Boca.

Allí se desinfló Racing, y Boca, sin apurarse, llegó al final del primer partido que gana como visitante, primera victoria consecutiva en el campeonato, para quedar a cuatro puntos del primero, que sigue siendo Colón.

 

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados