Gobierno de la Provincia del Neuquén

Boca despidió a Bianchi: triste final para el DT más ganador

Parecía inevitable, y así fue: la dirigencia de Boca Juniors decidió despedir a Carlos Bianchi, con el argumento nada desdeñable de una muy floja gestión al frente de un equipo que desde el año pasado a la cuarta fecha de este torneo, ganó solo el 45% de los puntos.

La estadística, en este caso, es certera. El equipo, cambiante y nunca sólido, que pudo mostrar el virrey, siempre rozó la medianía, la mediocridad. Nunca convenció, y los resultados permitieron confirmar que alguna relación hay entre el funcionamiento de un equipo y los resultados que obtiene.

Un equipo que juega bien podrá o no ganar torneos, pero de seguro que alcanzará un promedio de resultados acorde a la capacidad que muestra en el campo. Si juega mal siempre o casi siempre –como fue el caso de Boca en los últimos meses, antes y después del Mundial- es poco probable que la suerte sea tanta como para equilibrar lo que en la cancha no pone.

Se va Bianchi, contra su voluntad. Creyente absoluto de la competencia por mejorar, el técnico no estaba dispuesto a renunciar ni abandonar el barco, o en este caso, el vestuario. La dirigencia de Boca, irresoluta durante mucho tiempo, amiga de un estilo poco convincente, elusivo y hasta un poco tramposo, concluyó que ya no había tiempo para más nada. Que era absolutamente necesario cambiar.

Así, el técnico más ganador de la historia boquense, se fue envuelto en la gris medianía del fracaso. La vida tiene estas cosas. No se trata de que sea justa o injusta, sino simplemente de que a determinadas causas, le siguen determinadas consecuencias.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados