Gobierno de la Provincia del Neuquén

Barcelona venció a Real Madrid con goles sudamericanos

El Barcelona dirigido por el Tata Martino venció 2 a 1 al Real Madrid en el clásico de España, en uno de los partidos adelantados de la 10ma fecha de la Liga.

Los goles fueron de Neymar y Alexis Sánchez, en la visita, Jesé descontó.

Con esta victoria, el conjunto azulgrana mantuvo la punta del campeonato con 28 puntos y cuatro de diferencia sobre el escolta, el Atlético de Madrid del también argentino Diego “Cholo Simeone” (este lunes enfrentará al Betis).

Real Madrid, que alineó como titular al rosarino Angel Di María, quedó a seis unidades.

El crack brasileño Neymar adelantó al Barcelona en el minuto 18, marcando el primer tanto de su carrera al Madrid, mientras el chileno Alexis Sánchez amplió la ventaja con un golazo en el minuto 78. El Real Madrid, en una contra, descontó con un gol de Jesé, cuando faltaban dos minutos para el final.

Messi, que no estuvo del todo fino, pudo ampliar la ventaja para el conjunto culé dos minutos después del gol de Neymar, pero tras quedar mano a mano con el arquero, tiró el balón afuera.

Esa fue su mejor chance para convertirse en el máximo goleador histórico del “derby” español, distinción que actualmente comparte con el argentino Alfredo Di Stéfano (18).

El partido había dado poco en los primeros quince minutos, hasta que Iniesta tomó el mando en el medio del campo para desequilibrar la balanza a favor del conjunto culé.

El “8” del ´Barsa´ aportó profundidad desde la izquierda y en una gran jugada individual se metió en el área rival y asistió a Neymar que, sin ángulo, pero con intención y sorpresa, colocó el balón cruzado junto al palo izquierdo de Diego López. Para más detalle, le hizo un caño a Carvajal, rozando sus piernas. Un golazo en toda regla.

Poco después, otra vez Iniesta, habilitó con un pase profundo a Messi, que se escapó solo y falló delante de Diego López.

Martino sorprendió con un once titular poco habitual, al alinear juntos a Xavi, Iniesta y Cesc, éste último como falso “9”, acompañando a Messi y Neymar en la delantera.

Decidió priorizar el talento creador y resignar un punta clásico. No le fue mal, pero Messi perdió un poco de incidencia en el juego al quedarse, por momentos, estático sobre la banda derecha.

Al “Barsa” le costó dar el paso adelante y lo dio con Iniesta y Neymar, quien tuvo un gran protagonismo.

Sin embargo, antes del descanso el equipo de Martino retrocedió para  mantener el control pero terminó cediendo algo de protagonismo al equipo blanco, que defendió bien y jugó sobre todo a la contra.

Victor Valdés, el arquero azulgrana, tuvo una actuación destacada porque evitó un gol de Khedira en la primera parte, al interceptar un disparo tras un peligroso centro del crack portugués.

Pero en el segundo tiempo, tras dos oportunidades perdidas por el Barcelona, con un disparo de Neymar y otro de Iniesta, desde fuera del área, el Madrid pudo empatar el partido e incluso más.

Antes del gol de Jesé en tiempo de descuento, la mejor oportunidad del Real Madrid estuvo en los pies de Cristiano Ronaldo en el minuto 12 del segundo tiempo, pero Valdés salvó al Barcelona del empate.

Luego, en el minuto 26, el cuestionado Benzema, que había sustituido a Bale -de actuación muy modesta-, estampó un disparo en el ángulo del travesaño.

El conjunto de Carlo Ancelotti, que aún busca afianzarse tácticamente, llegó con claridad a la contra, pero al no conseguir el gol en el momento adecuado lo pagó caro.

La novedad del Madrid fue que Ancelotti puso a Sergio Ramos en el mediocampo en busca de equilibrio. Hubo dos jugadas polémicas, una supuesta mano de Adriano y un dudoso penal a Ronaldo que para el conjunto blanco pudo haber cambiado el destino del partido.

El equipo azulgrana parecía más cansado en la segunda parte, y le costaba mantener la intensidad, pero entonces llegó el cambio de Alexis por Cesc Fábregas, y el golazo del chileno, mérito de la calidad individual, que sentenció el partido.

El clásico, que tuvo al entrenador del seleccionado argentino Alejandro Sabella entre el público, dejó una vez más varias tarjetas amarillas y mensajes de trasfondo político -con reclamos a favor de la independencia de Cataluña- pero sobre todo la sensación de que ninguno de los dos colosos del fútbol español está aún en su mejor momento.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados