Gobierno de la Provincia del Neuquén

Avance petrolero

Hay aval legislativo para que el acuerdo de Neuquén con YPF sea aprobado el 28 de este mes.

La mayoría del MPN y aliados, históricos y circunstanciales, permite, como se preveía, que el contrato de extensión de concesión a YPF en Loma Campana quede a punto para ser aprobado en el recinto, antes de fin de mes.

Las posiciones “son firmes y rígidas”, según apreció el diputado Raúl Podestá (del Frente Grande) uno de los legisladores que está de acuerdo con lo que ha hecho el gobierno de Jorge Sapag. No sorprende esta característica, aunque en realidad hay matices, tanto entre quienes respaldan y quienes defenestran lo actuado.

La diferencia más gruesa entre quienes se oponen es la que establece el método no convencional de extracción de hidrocarburos, el famoso fracking. Por ejemplo: Manuel Fuertes, de Nuevo Compromiso Neuquino, se opone al contrato con YPF por considerar que viola la legislación vigente. Pero no se opone al fracking. Lo mismo Jesús Escobar, de Libres del Sur, ferviente redactor de despachos en minoría: tampoco se opone a la fractura hidráulica, que es lo que se aplicará una vez la mayoría de la Cámara avale por Ley el decreto de Sapag, el 28 de este mes.

En cambio, la Coalición Cívica-ARI (Beatriz Kreitman) se opone también al método no convencional, por considerar que está probada su directa vinculación con daños al ambiente. La misma posición tiene el gremio estatal docente ATEN, que este martes fue a la Legislatura y se reunió con diputados. Los gremialistas se oponen al fracking terminantemente. Y harán un paro el 28 para dar carnadura a esa oposición.

Todo esto ha redundado en una cansadora catarsis retórica, expresada en largos discursos en boca de personas que no siempre están bien informadas sobre los detalles y aspectos de la actividad petrolera, pese a que es centenaria en la provincia.

De cualquier manera, el gobierno provincial, con el respaldo del kirchnerismo explícito, consigue su propósito, que es dar vía libre al contrato firmado por Sapag y Miguel Galuccio, el CEO de YPF. Por eso, prepara las vacías faltriqueras estatales para recibir en lo inmediato 20 millones de dólares que irán directamente al Tesoro provincial.

Paradójicamente, serán utilizados, entre otras cosas, para pagar aumentos salariales que gozarán los mismos gremios que se oponen al contrato.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados