Gobierno de la Provincia del Neuquén

Arboles abajo

Fueron 46 los árboles que cayeron por el fuerte viento del lunes en la capital neuquina.

Todo ocurrió en una jornada que exigió la intervención de los equipos de la Municipalidad en 110 casos, que incluyeron dos focos de incendio.

“Fue una jornada muy complicada, con ráfagas de viento muy fuertes. Estuvieron en las tareas las áreas de Defensa Civil, Servicios Urbanos, Comercio, Tránsito y todos los sectores operativos del municipio. Por suerte se pudo trabajar muy bien”, dijo el subsecretario de Coordinación, Francisco Sánchez.

En total se contabilizaron 46 árboles y varios carteles que fueron arrancados por el viento. “También cayeron chapas y carteles”, indicó el funcionario, y explicó que “ayer resolvimos los problemas más urgentes y hoy nos abocamos a trabajar en levantar algunas ramas y árboles sobre las veredas o calles que interfieren en el tránsito”.

Sobre los dos focos de incendio precisó que el primero se registró a las 16 en una chacra ubicada en las calles Riccheri y Obrero Argentino, y el otro entrada la noche en un baldío de calle Paimún y Figueroa. Desde la subsecretaría de Mantenimiento Vial, Emilio Molina informó que se colaboró con cuatro camiones cisternas en esos casos.

La directora de Obras y Proyectos, Eva Rocca, informó que desde el área a su cargo, se trabajó en la sociedad vecinal del barrio Huiliches, donde hubo voladura de las chapas del techo del Polideportivo, ubicado en Picún Leufú, entre San Martín y Belgrano.

“Mañana se van a comprar los materiales para reponer y, si las condiciones climáticas lo permiten, comenzaremos los trabajos para colocar las chapas y que quede este espacio recreativo y deportivo reparado”, dijo.

También hubo destrozos en la Escuela de Danzas, de Planas, entre La Pampa y San Luis, donde las fuertes ráfagas “arrancaron de cuajo una ventana  de manera tal que, debimos reponer los cristales y realizar la colocación de grampas para sujetar el ventanal”, informó.

El director de Mantenimiento Vial, Alberto Carrasco, contó que otro grupo de operarios municipales trabajó en el retiro de maderas que se volaron por la fuerza del viento de una obra en construcción en calle Elordi 55.

Desde la dirección de Obras y Mantenimiento se levantó una garita de colectivo volteada por el viento en Chocón y Avenida Olascaoga, y se colaboró para limpiar un derrumbe en un paredón sobre Mascardi y con el portón de una obra en construcción en Yrigoyen y Belgrano.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados