Gobierno de la Provincia del Neuquén

Alemania aplastó a Brasil y es finalista

Fue la peor tragedia futbolística en la historia de Brasil. Fue una victoria más en la historia del fútbol alemán. Difícil de asimilar, pero así es este deporte. Un 7 a 1 entre dos potencias futbolísticas, en una semifinal. Nunca había sucedido, pero siempre hay una primera vez.

Alemania fue tan superior que al partido le sobraron minutos. En realidad, puede decirse que la victoria alemana se fraguó, se desarrolló y terminó en solo siete minutos del encuentro. En esos fulgurantes siete minutos del primer tiempo hizo cuatro goles. Arrolló a Brasil. Lo dejó sin pensamientos. Exánime. Con los músculos agarrotados en la incomprensión, en el por qué, en el no futuro.

No se acostumbra a hacer lo que Alemania hizo. El mismo equipo que padeció con la modesta selección de Argelia, que aguantó la mínima diferencia con Francia. El mismo equipo, pero diferente, porque fue una máquina perfecta, un ensamblado siempre armónico, siempre eficaz, y enfrente tuvo la desaparición espiritual de ese equipo sin brillo, que Felipe Scolari no lustró nunca, y que encima jugó sin Neymar, lesionado, y sin Thiago Silva, sancionado.

La tremenda contundencia del triunfo alemán inaugura una etapa final del Mundial que se jugará en otro nivel. Argentina y Holanda se verán las caras este miércoles bajo la reflexión que origina, inexorable, la goleada y el funcionamiento perfecto de Alemania frente a Brasil.

La estadística dirá que Alemania le ganó 7 a 1 a Brasil, con goles de Müller, Klose, Kroos (2) y Schürle para los vencedores, y de Oscar para los vencidos. Pero no podrá reflejar jamás lo que este partido ha significado para el pueblo del Brasil, para su historia de balones encantados, para su prepotencia ganadora de cinco mundiales.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados