Gobierno de la Provincia del Neuquén

Actitud demencial

El gobernador neuquino, Jorge Sapag, sobrevoló la zona afectada por incendios.

El gobernador aseguró que las poblaciones y vidas humanas están protegidas, y lamentó la actitud “demencial” de quienes se supone originaron el fuego.

La lucha contra las llamas mejoró después que se habilitara de urgencia la pista del aeródromo de Pulmarí, lo que permitió enviar aviones hidrantes al incendio cada 10 minutos.

Sapag calificó la situación como “una tragedia provocada por acciones humanas muy irresponsables, que generaron un daño irreparable”.

Subrayó el trabajo desarrollado por las más de 250 personas, entre brigadistas y personal de apoyo, abocadas a sofocar el fuego, y consideró como “muy importante” la ayuda de las empresas privadas y “la labor de las comunidades mapuche” en el apoyo logístico.

“Queremos asegurar un trabajo muy profesional para no tener que lamentar, con el humo o con el fuego, la pérdida de vidas humanas”, sostuvo Sapag y agregó que “estamos muy conformes con el trabajo entre todas la instituciones, entre Nación, Provincia, municipios, sociedad civil y las comunidades mapuche, estamos todos trabajando en un solo objetivo que es controlar el fuego y luego terminar de apagarlo”.

El gobernador  informó que “la situación está controlada, pero la cabeza sigue avanzando”, por lo que hay que combatirla “para evitar mayores daños”.

“La población está protegida. El fuego en ese sentido está controlado. Nosotros estamos tomando todos los recaudos para que los sectores poblados sean los primeros en ser protegidos. Trabajamos allí con topadoras, también haciendo cortafuegos y protección a los sectores poblados. Vamos a estar muy atentos al cuidado de la vida, no solamente de la población sino también de los brigadistas, para que el viento, el humo, el fuego no nos juegue una mala pasada. Así que hay que trabajar muy profesionalmente y tiene que ser muy sincronizado el trabajo para que no haya problemas”, sintetizó.

En la zona estaban trabajando cuatro aviones que cuentan con una capacidad de entre 2.500 y 3.000 litros de agua cada uno, mientras que el helicóptero de la Provincia fue equipado con un balde de 800 litros de capacidad.

El martes por la noche se procedió a la remodelación de la pista de aterrizaje de la corporación Pumarí, con el objetivo de lograr el abastecimiento de los aviones desde ahí y no desde Chapelco, como se venía haciendo. De esta manera, se logró que despegue un avión cada diez minutos y no cada una hora, como en un principio.

Los aviones hidrantes se abastecen con bombas autónomas de una represa que se improvisó al costado de la pista de aterrizaje a partir del corte de un canal de aguas vertientes.

En relación a los daños materiales, Sapag indicó que al momento hay entre  400 y 500 hectáreas de bosques nativos consumidos por el fuego en Ruca Choroi, otras 40 hectáreas en Pilhué, y más de 20 hectáreas en Moquehue. “Todo indica que estos fuegos, al no ser producidos por un rayo, han sido intencionales o producto de la desidia”, sostuvo.

“Estamos dando mucho apoyo a la población para que no haya pánico, porque sabemos que esto ha sido generado por la mano del hombre en un acto verdaderamente demencial. Esto genera un daño irreparable a la naturaleza y a las familias que viven en el lugar”, dijo el gobernador, que este miércoles mantuvo un contacto telefónico con el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, para coordinar acciones contra los siniestros.

Publicar comentario

Debe estar autenticado para publicar un comentario.

www.neuquen.com © 2017 Todos los derechos reservados